¿Y si hacemos una secta?

En una hermosa villa, vivían Elsa y Ana, dos niñas que vendían helados durante el verano. El lugar era transitado, el producto bueno, pero no tenían muchas ventas.

Un día, Ana tuvo una revelación durante la noche. No pudiendo esperar a la mañana, despertó a Elsa de inmediato, para hacerle la siguiente pregunta.

-¿Y si hacemos una secta?

Elsa tardó en entender la pregunta. El sueño que tenía fue reemplazado con asombro y un atisbo de miedo

-¿eh?, no entiendo, ¿una secta?

-Si, eso es lo que el negocio necesita.

Ana respiró un par de veces, intentando organizar sus ideas. Durante la noche había estado pensado en su prima, Rapunzel, que estuvo en una secta de criptomonedas. Es cierto, ahora estaba intentando rehacer su vida, pero lo que ella vivió, dejo a Ana con muchas enseñanzas.

Una secta – empezó a explicar Ana- manipula a sus víctimas, pero para malos propósitos. Nosotros no haremos eso, únicamente usaremos algunas de sus técnicas, pero, porque nuestro producto es bueno y no hacemos ningún mal.

Elsa estaba totalmente despierta, y empezaba a escuchar, a realmente escuchar a Ana.

Cuando Rapunzel estaba por vender su castillo, para poder seguir pagando las cuotas que le pedían en su criptosecta, la familia le realizo una intervención. Habían estudiado las tácticas y técnicas de estos grupos, basándose en el modelo BITE.

El modelo BITE se refiere a los cuatro aspectos básicos de manipulación y control: Comportamiento, Información, Pensamiento y Emocional (Behavior, Information, Thinking, Emotional). Cuando controlas estos 4 aspectos, controlas a la persona.

Comportamiento:

  • Que hace, como lo hace, con quien lo hace y que no hace.

Una vez que logras convencer a las personas de que existe una única manera de hacer las cosas de manera correcta, sin permitir que esto sea cuestionado, lo harán con gusto e incitaran a otros a hacerlo, para validar su comportamiento.

Información

  • La única información válida es la que yo te digo que lo es. Todo lo demás es malo y debe ser ignorado.

Cuando tú proporcionas tu narrativa, es cuando tienes el control sobre lo que se dice de ti, no los demás.

Pensamiento

  • Ante la duda, repite mis palabras. Todo el día, repite mis palabras y te sentirás mejor

Frases repetitivas, cantos y mantras que deben repetirse tal cual. Mientras más se hace, menos se cuestiona. Y si se cuestiona, se castiga o se crea un sentimiento de culpa.

Emocional

  • Yo te digo que pensamientos son buenos, cuáles males y como debes sentirte. La culpa es nuestra mejor amiga

Se crea un sentimiento de nosotros contra ellos. La culpa y el miedo a ser aislados del grupo, innive comportamientos y pensamientos individuales.

La secta de Ana Y Elsa

Elsa había empezado a estudiar algo de Marketing en línea, y lo que le decía Ana empezaba a tener sentido. El Marketing es un tipo de manipulación. Es crearte emociones e ideas ante una marca o producto. ¿Podrían ellas utilizarlo para sus negocios?.

Al día siguiente salieron a vender su producto como siempre, pero empezaron con los cambios.

  • Su nuevo slogan era “Sé tu mismo”, haciendo referencia a que los clientes podían ponerle chocolates, fresas o chile en polvo a sus helados. Cuando un cliente le agregaba mas de 5 elementos, es decir, el helado más caro, lo bombardeaban de elogios, cariño y aprobación por su creatividad y buen gusto.
  • Despedían a sus clientes con un “Hasta mañana”, Y si no regresaban al día siguiente, iban a sus casas a ver si estaban bien, porque los habían extrañado.
  • Cuando abrían el negocio, sonaba una canción y 10 minutos antes de cerrar sonaba la misma canción. Esto generaba una idea de familiaridad y un sentido de urgencia, pues cuando sonaba por segunda vez, los vecinos sabían que ya casi era hora de cerrar y los que lo habían postergado, salían a toda carrera.
  • Pusieron un tablón de anuncios, donde presumían de sus nuevos sabores, de sus nuevas ventas y a veces, comentaban lo bien que estaba vestida Cenicienta cuando compro 3 litros de chocomenta. Así controlaban lo que se decía de su negocio e involucraban a sus clientes.
  • Crearon el martes 2×3 “para los niños buenos”, y los miércoles de “parejas felices por siempre”. Así los niños se esforzaban por ser buenos para que les compraran un helado los martes. Las parejas querían ser vistas como “felices por siempre” entonces TENIAN que ir los miércoles.
  • Cuando veían a alguien triste les decían, “ven un helado te hará sentir mejor”, Si veían a alguien tenía algún un éxito, la frase era “Un helado es la mejor manera de celebrar”. Lo dijeron tantas veces, que el pueblo entero lo repetía.
  • Repartieron pines entre sus clientes que decían “Pregúntame que Helado comí para ser tan feliz”

El marketing es manipulación. Los slogans, los logos, y los comerciales, intentan influir en las personas. La mejor manera de lograrlo es creando vínculo y dependencias emocionales. Si tus estrategias de marketing no están funcionando, pregúntate.- “¿Y si hacemos una secta?”

Copo de nieve

Deja un comentario