Reseña Jurassic park

Mi película favorita de toda la vida, es Jurassic Park. Además de que fui dinokid, era muy pequeña cuando salió la película, cuando la vi en el cine, yo fui la cosa más feliz de la vida. Recuerdo que mi mamá me dijo que igual y no me dejaban pasar, que porque daba mucho miedo, porque había mucha sangre y muertos. Y eso es bien curioso, porque a mí no me limitaron las películas sangrientas, no con asesinatos ni muchos asesino, entonces los reptiles carnívoros más que asustarme me causan fascinación.

Por eso es que tarde tantos años en leer el libro. Ahora que va a salir la sexta película de la saga, y que lo encontré en 35 pesos o una cosa así en Amazon, fue la señal de que es el momento de leerlo.

Quiero leer Jurassic Park

No quería volver esto, una reseña “libro vs película”, pero, me cuesta mucho no compararlos. Creo que lo que más me decepcionó es que la escena que más me gusta no está. Me refiero, a la del primer encuentro con el braquiosaurio, donde suena la música super épica y los paleontólogos todos sorprendidos.

braquiosaurio de jurassic park

Reseña

La mayor diferencia con el libro, es que el libro es más serio, casi pudiéramos hablar de que terror, mientras el libro es como una fantasía orgasmica científica.

Si se acuerdan, la película inicia con una jaula muy extraña y un trabajador que es arrastrado por un velociraptor. Pero en el libro la primera escena es sobre la doctora que traba al trabajador y obviamente no cree la versión de que fue una retroexcavadora la que hizo ese daño. Pero el segundo capítulo, es sobre una familia que este de vacaciones, y la niña pequeña es atacada por un dinosaurio. La niña queda malherida y esto empieza desatar los acontecimientos que ya conocemos. Aquí nos damos cuenta de que el libro no es tan infantil. No que esté volviendo a los dinosaurios los malos del cuento, pero si los muestra como animales salvajes y no los humaniza.

Aunque en general los mismos personajes del libro están en la película, si me causa disonancia que no se parecen, por ejemplo la edad de los niños están invertidos. Otos se mantienen o al menos la esencia, como Ian Malcom. Pero otros se tratan a más profundidad y cambian totalmente, y es el caso de John Hammond. En la película parece ser un abuelo cariñoso, con mucho dinero y muchas ganas de cumplir sus más bizarros sueños. Pero que su exceso de confianza en su equipo y su ingenuidad son su punto débil. En el libro más bien parece ser un ser codicioso, sin cariño real por sus animales, es más bien un villano que quiere ver el mundo arder, porque tiene el dinero y porque puede.

Hay más cambios en el libro, y si logra darte una experiencia más técnica y más seria que la película, y podemos decir lo disfrute, pero no estoy segura de leer el mundo perdido, que es la segunda parte y de donde basaron la segunda película, la cual es mi menos favorita. Creo que mi nostalgia solo quiere seguir con las películas.

Entonces…

Lo bueno del libro es que no es tan infantil como la película, no solamente por lo técnico que se siente a veces. También porque explorando de manera más profunda y más próxima lo complicado que es tener una posición sobre la modificación genética, nada más porque podemos.

Si les gusta la ciencia ficción, los dinosaurios y el terror de sentirse perseguidos, este libro les puede gustar. Sin importar si te gusto la película o no. Y si les gusto la película, ya saben qué esperar con este libro.

Deja un comentario