Elon Musk compró Twitter

Vamos a explicar la historia de como Elon Musk compró Twitter con una analogía.

Imagina que te gusta ir a pasar tus tardes a un parque. Este parque es gratuito, y aunque no es muy concurrido, siempre encuentras personas con quienes platicar. El parque es tu lugar feliz, porque desde tu banca puedes hacer arder al mundo con pocas palabras.

Hace un tiempo, vetaron la entrada del parque a un viejito, que le gustaba incitar a peleas. Es cierto que él nunca participó de manera activa, pero todos sabemos que él era quien metía cizaña para que otros menos listos se dieran de golpes.

Tú eres un fiel defensor de la libertad de expresión, y crees que este parque ha abusado varias veces vetando gente, por muy problemática que sea, tú crees firmemente que todo mundo debería poder decir lo que quiera.

La primera idea que se te ocurre, es hacer tu propio parque, pero ya otros lo han intentado y han fracasado. Así que decides comprar una de las bancas del parque, pero, resulta que no es suficiente para lograr los cambios que tú quieres, así que rompes tu cochinito y compras todo el parque.

Es cierto que el parque es bonito y entretenido, pero, no es el más concurrido de la ciudad, tampoco es el más lucrativo. Entonces ni tu mamá entiende por qué lo compraste. Por otra parte, los usuarios del parque están preocupados, alarmados y algunos otros, esperanzados. Todos ellos están de acuerdo, en que las cosas no volverán a ser iguales, y solo les queda esperar a ver por donde va a pasar primero el cerillo.

Elon Musk compró Twitter

La noticia de que Elon Musk compró Twitter, prendió las redes el día de ayer. Existen muchas teorías de que es lo que tiene en mente para esta red social que estaba bastante muerta y estancada. Para muchos es una red social muerta, repleta de bots políticos y mucho odio. Es cierto que se ha intentado arreglar esto. Por ejemplo, con su versión de “historias” que falló estrepitosamente. Twitter Space parece que fue un acierto. Comunidades aún no acaba de despegar. No la veo como una red social abandonada, pero tampoco es la que marca tendencias, más bien en la que las replica.

Entonces Elon Musk compró Twitter, no porque sea negocio. Tampoco por el número de usuarios activos. Así que nos queda la pregunta ¿Qué gana con eso? Y la única respuesta que se me ocurre, una plataforma libre de censura, donde puede impulsar cualquier cosa que se proponga.

Deja un comentario