La nueva serie estrella de Netflix, es Gambito de Dama. Una de las cosas que la hacen diferente, es que logro plasmar lo emocionante del ajedrez.

Gambito de Dama

Cada que un fenómeno así sucede, las leyes no escritas del Marketing, nos dicen que debemos subirnos al tren. Estamos moral mente obligados crear contenido relacionado con este tema. Pero, a veces olvidamos, que no sabemos lo que no sabemos. Desgraciadamente el ajedrez es un deporte que pocos entienden realmente. Que tu abuelo te haya enseñado a mover las piezas, o que ganaras torneos en tú primaria no significa que sepas de ajedrez. Yo se que muchos no están de acuerdo, pero es la verdad. Desgraciadamente en gran parte de Latinoamérica, el ajedrez es un deporte que es poco conocido. Muchas veces se enseña mal y carecemos de una cultura colectiva acerca de él. Esto se refleja en la manera como la población reacciono a esta serie.

Hay dos canales, cuyos nombres no voy a mencionar, que hicieron su video especial de Gambito de Dama. Una de ellas no supo explicarlo que es un gambito, y la otra dio a entender que el ajedrez es aburrido. Esto no estaría mal, si no hubieran empezado el video diciendo que sabían jugar y que hasta torneos habían ganado. En los comentarios de uno de estos videos, tuve una pequeña discusión sobre si el ajedrez es un deporte o un juego de mesa. Yo tengo mas de 20 años jugando ajedrez de manera competitiva, soy entrenadora y arbitro, pero mis argumento no fue escuchado por que «como gano dinero con el, no soy una fuente confiable». Alguien mas pensó que era mentira que habíamos árbitros de ajedrez.

Si quieres ve mi opinión al respecto te dejo aquí el video que yo subí. Notaras la diferencia con los otros canales, pues mi enfoque fue mas bien analizar el realismo que tuvo la serie a lo que es el ajedrez competitivo y su reflejo contra la lucha entre EEUU y Rusia por el dominio del ajedrez durante la guerra fria.

No se vale fingir que sabes o que te gusta un tema cuando no es cierto. Si necesitas hablar de un tema, busca asesorarte de alguien que si sepa. Y escucha cuando te dicen que estas mal. No puedes saberlo todo, nadie se va a enojar si aceptas que te equivocaste o que aceptes que tuviste que buscar asesoría. De hecho, esto debe ser lo correcto. No olvidemos que una colaboración es otra manera de dar a conocer nuestro canal.