Contenido Emocional

El contenido emocional es el contenido creado específicamente para trasmitir una emoción. El ser humano responde muy facil y de manera muy predecible a las emociones y la mercadotecnia siempre ha hecho uso de esto.

Combinando esto con los tipos de contenido en base  a su tiempo de vida, puedes crear contenido que impacte y sea interesante

Las emociones venden

No es secreto que es más fácil ganar vistas con títulos como «Pasó X y todo sale mal » a títulos del tipo «Paso Z y fue el mejor día de mi vida». Las emociones venden y atraen la atención, pero las emociones negativas son mas poderosas que las positivas a la hora de vender.

No quiero que entiendan esto como una falta de empatia, o que somos una especie que nos gusta disfrutar del dolor ajeno. La atracción que sentimos por ver notas negativas, responde más a un instinto de supervivencia. Queremos saber que salio mal, para que no nos pase a nosotros, para saber como reaccionar o que no hacer dada la situación. Buscamos conocer problemas Y SUS SOLUCIONES. Queremos aprender mediante la experiencia ajena. Un vídeo de una experiencia feliz nos gusta por empatia que nos genera, pero eso preferimos experimentarlo nosotros mismos, así es no es tan «urgente» de verlo.

Úsalo con cuidado el contenido emocional

Tampoco te estoy invitando a que bases tu contenido en vídeos negativos, pues vas a terminar mandando un mensaje de «me gusta  hacerme la victima» y vas a alejar a tu audiencia.

Este es no es un contenido que deba generarse con frecuencia, al contrario, debe saberse dosificar muy bien, Enfocate mas contenido impactante, propositivo y útil.

Si, ocasionalmente, puedes generar contenido enfocado a una experiencia negativa, pero asegúrate de ofrecerles los motivos claro de porqué ocurrió ,y un aprendizaje personal que se puedan llevar. Recordemos que, ante todo, nuestro contenido no sólo debe generar impacto, también debe ser de utilidad alguna para que perdure en la mente de nuestras visitas.

Un ejemplo de este tipo de contenido, es este vídeo que hice para explicar el sesgo de confirmación, pues use mi propia experiencia y lo que aprendí. La miniatura ayuda a trasmitir la emoción que busco, igual el titulo de el vídeo, pero sin exagerar. El punto clave es cuando acepto que estuve equivocada, comprendo mi error e invito a la reflexión propia del espectador.